Tiempo de lectura aproximado: 7 Minutos

 ·  Fuente:

El controlador y secuenciador MIDI Behringer Swing es una copia directa de KeyStep de Arturia y ha causado furor en Internet. Aquí está la respuesta de Arturia a la conversación.

Swing

No es difícil de detectar: Swing es simplemente una copia de KeyStep. Ya en este punto no creo que nadie tenga ninguna duda al respecto.

Internet estalló en comentarios. Por un lado, la gente se sorprendió de que Behringer fuera tan descarado al copiar el producto actual de otro fabricante, mientras que por el otro todo es algo justo en el amor, la guerra y el marketing (aparentemente). Pero entre los comentarios había muchas afirmaciones sobre licencias y sugerencias de que todo se construye en la misma fábrica en China de todos modos y es una práctica común en otras industrias.

Arturia ahora ha respondido al anuncio de Swing con un par de declaraciones. Comenzó con esto:

Y Luego Frédéric Brun, CEO de Arturia dijo:

Hola a todos,

El domingo 22 de noviembre se nos informó del próximo lanzamiento de un nuevo producto llamado Swing, de Behringer. Este producto no es de ninguna manera el resultado de una asociación entre Arturia y Behringer. Hemos trabajado duro para crear la gama _Step. Hemos invertido tiempo y dinero para imaginar, especificar, desarrollar, probar y comercializar KeyStep. Junto con nuestros distribuidores hemos estado evangelizando este producto, ubicándolo en las tiendas, explicándolo, reparándolo.

Por supuesto, aceptamos competencia, y entendemos absolutamente que Berhinger dé su propia interpretación de un controlador pequeño e inteligente que también sería un secuenciador. Otros lo hacen, no tenemos ningún problema con eso y lo vemos como algo bueno para el cliente, así como para la industria, dentro de una competencia justa.

Pero esta no es una competencia justa.

Coco Chanel dijo una vez: “Si quieres ser original, prepárate para ser copiado”. Entonces, de alguna manera, podríamos considerar el Swing como un cumplido. Podríamos. En cualquier caso, ¡gracias a todos los que vinieron y nos apoyaron estas últimas 36 horas! Ha sido muy útil y lo apreciamos mucho. (Fuente)

Varios comentarios en redes afirman que el diseño de KeyStep proviene de una empresa llamada Design Box y que pueden vender sus diseños a quien quieran, lo que implica que Behringer había sido autorizado. Axel Hartmann de Design Box respondió en su página de Facebook:

Siento la necesidad de comentar sobre las muchas publicaciones que puedo encontrar aquí en Facebook en varios lugares con respecto a mis pensamientos, sentimientos, pero también la verdad sobre la copia contundente de Behringer del KeyStep de Arturia.

Arturia y yo, también conocido por mi empresa Design Box, diseñamos instrumentos, sintetizadores, controladores, interfaces desde hace muchos años. Como diseñador industrial, contribuyo principalmente con mis servicios en el lado estético de un producto. Esto es cierto para casi todos los productos de hardware que conocéis de Arturia. En todos los casos, Arturia está comprando mis servicios; nunca obtuve la licencia de ninguno de los diseños. Arturia siempre paga, y naturalmente es dueño de la producción de mi trabajo, que, por cierto, siempre es el resultado de una cooperación profunda con su equipo interno de especialistas.

Arturia y yo trabajamos juntos desde hace muchos años y compartimos el profundo deseo de diseñar productos innovadores. Nunca pude compartir ninguno de los diseños que surgieron de esa cooperación con ningún otro organismo, tanto por la perspectiva legal como por mi convicción personal con respecto a estos asuntos. Así es que cualquier cosa que apunte en esa dirección es simplemente información falsa. Ni la empresa Behringer ni el propio Uli se han acercado a mí con una solicitud como esa. Y tampoco haría nunca algo así: no puedo licenciar nada que no esté en mi poder.

Personalmente, me siento triste, y también estoy molesto por esa copia pura de un diseño, que una vez creé para, y junto con Arturia, el equipo de Frederic Brun. Estas personas han invertido muchos esfuerzos y mucha energía en la construcción de una marca y todos sus activos. Simplemente no está bien, alguien más se está aprovechando de ese arduo trabajo (que no solo es cierto para Arturia, sino para todas las grandes marcas al ver que se copian sus productos más exitosos)

No entiendo a (Uli) Behringer – con su enorme empresa y el poder de muchos grandes equipos de I+D – algunas de las mejores y más respetadas e innovadoras empresas que conocemos en nuestro negocio, que Uli pudo simplemente comprar en el pasado con su dinero. Un producto como esta copia simplemente no puede representar los valores fundamentales de las personas que podría convencer para ser parte de su empresa. Es simplemente triste, y no puedo entender esa movida (como muchos, al parecer).

Por lo tanto, no parece haber ningún mérito en ninguno de los argumentos de que Behringer hizo algo más que copiar directamente un producto de la competencia. No es que no los hayamos visto hacerlo antes con mezcladores Mackie, pedales de guitarra o la copia reciente de TC iRig, pero siempre se espera que los fabricantes se comporten como seres humanos y respeten los conceptos de propiedad intelectual, competencia y sencillamente ser decentes. Si bien revivir viejos sintetizadores tiene mérito, este tipo de clonación me deja simplemente un sinsabor.

Music Tribe, la marca de la que Behringer es subsidiaria, ha emitido una respuesta a la discusión en curso sobre Swing. He aquí un extracto:

“La competencia es una herramienta muy eficaz para impulsar la innovación al capacitar a los clientes para que tomen sus mejores decisiones y obligar a los fabricantes a reinventarse constantemente. La innovación significa progreso y esto ocurre en muchos niveles, ya sea que se relacione con la experiencia del cliente, la funcionalidad, la rentabilidad, etc.

¿Cuántos clones de Fender Stratocaster o Gibson Les Paul hay en el mundo de la guitarra y cuántos clones de SM58 hay disponibles en el mercado? ¿Cuántos coches o teléfonos móviles se parecen? No es sorprendente que Gibson perdiera recientemente un caso legal importante al tratar de evitar que otros fabricaran guitarras en forma de V o Fender, quienes perdieron todos los casos de marcas registradas relacionados con su diseño de Stratocaster. La razón es simple: la ley fomenta la competencia y brinda la máxima libertad para que las empresas se involucren de frente, orientando todo en beneficio hacia el Cliente.

Esta estrategia de marketing es un modelo de negocio muy común en cualquier industria, que está habilitada por ley para fomentar la competencia. Con nuestro nuevo controlador MIDI Swing, seguimos un concepto establecido, pero por supuesto programamos nuestro propio firmware con funcionalidad añadida. Sin embargo, estas características únicas solo cobrarán vida cuando lancemos nuestro DAW gratuito.

Para cualquiera que esté familiarizado con el panorama de la industria, Arturia ha sido clonado durante años (Worlde MiniMidi, etc.), mientras que la compañía también ha estado «tomando prestado» de otros con sus réplicas VST de sintetizadores de hardware legendarios, código abierto de Mutable Instruments, el controlador «Expressive Touche» o el registro de marcas conocidas como «DX7» y «Synthi». Del mismo modo, nuestros propios mezcladores Xenyx analógicos y muchos otros productos han sido ampliamente clonados.

Entendemos que somos un competidor feroz y, a veces, controvertido, ya que estamos implacablemente empujando los límites.

Puedes leer la publicación completa aquí.

Supongo que la pregunta es: ¿Os importa algo de esto? ¿Va a cambiar esto cómo veis a Behringer y sus productos? ¿Afectaría este comportamiento vuestras decisiones de compra? Nos interesaría conocer vuestras opiniones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *