Tiempo de lectura aproximado: 2 Minutos

El DRM1 recibe una nueva actualización que continúa la tradición de su legendario dominio de los sonidos de batería y percusión electrónicos analógicos.

DRM1 MKIV

Es un instrumento clásico con un aspecto tradicional de 8 filas de 9 potenciómetros para controlar todos los sonidos que esperamos encontrar en una caja de ritmos analógica. Ahí está tu bombo, dos tipos de tambor, un «Multi», caja, un par de hi-hats y el obligatorio Clap.

El Kick cubre todo, desde suaves a duros, cortos a largos, de bombeantes a secos. Los dos tambores pueden ser toms o percusión metálica, madera, bloques o más bombos. Multi ofrece los ruidos más extraños de zaps, láseres, pero también cencerros y bongos. Los charles también pueden ser platillos y triángulos con opciones abiertas y cerradas. El Clap es tan solo eso, un clap.

Los 7 potenciómetros manejan toda la generación de sonido y son seguidos de paneo y nivel. Los controles son individuales por canal, pero en la parte principal obtienes tono, decaimiento, curvatura, ataque y filtrado. Es maravillosamente práctico y ¿en qué otra parte puedes obtener 7 controles en cada sonido de batería?

La activación se realiza normalmente a través de MIDI o USB, pero puedes optar por una versión con entradas de gate CV para ese toque clásico de secuenciación analógica.

Para el MKIV, han revisado la fuente de alimentación, han optimizado los canales y han realizado mejoras siempre que han podido sin dejar de ser fieles al espíritu, la forma y el sonido del DRM1 original.

El DRM1 MKIV debería estar disponible en abril por £599.

Más información

Vídeo

Aquí tienes un vídeo del MKIII para que te hagas a la idea:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *