Tiempo de lectura aproximado: 7 Minutos

Akai MPC Studio  ·  Fuente: Akai

ANUNCIO

Hace casi 10 años, Akai presentó MPC Studio, un controlador USB y MIDI muy compacto, asociado a un software. En su momento, esa MPC generó comentarios positivos, pero también algunas voces críticas. Ahora, el afamado fabricante japonés acaba de lanzar un modelo completamente nuevo a un precio sorprendentemente bajo. ¿Nos sorprenderá esta vez la nueva MPC Studio? Tuvimos la oportunidad de crear unos cuantos ritmos con ella antes de su lanzamiento, y esto es lo que nos encontramos.

ANUNCIO
ANUNCIO

Akai MPC Studio

En primer lugar, quiero dejar claro que la MPC Studio es territorio nuevo para mí. No he utilizado ninguno de los productos recientes de esta serie. Pero las MPC y yo tenemos una historia. He sido un entusiasta propietario de una MPC 2000 XL durante años, que considero una parte integral de mi configuración de estudio. En cambio, los nuevos modelos autónomos y las combinaciones de controlador y software aún no me han «atraído», por así decirlo. Por tanto, esta revisión ha sido una gran oportunidad para conocer el mundo moderno de los MPC.

AKAI MPC Studio

La AKAI MPC Studio

Controlador

Se trata de un controlador USB que también está equipado con conexiones MIDI (una salida y una entrada) en formato TRS. El hardware mide sólo 33 cm de ancho, 17 cm de profundidad y menos de 3 cm de alto, (13″ x 6,6″ x poco más de 1″). A pesar de lo pequeño y ligero que es este controlador, su fabricación causa una buena y sólida impresión. La MPC Studio cabe sin duda en cualquier mochila, lo que la convierte en una herramienta eminentemente portátil para los creadores de ritmos.

En comparación con la versión de hace diez años, este nuevo modelo negro parece más elegante y ordenado. Hay algunos cambios: los mandos Q-link han desaparecido, y en su lugar hay una banda táctil flanqueada por una pantalla LED. También es evidente la reducción del tamaño de la pantalla. Esta muestra los parámetros que estás editando en ese momento, pero creo que es tan pequeña que simplemente no será suficiente para muchos usuarios. La verdad, Akai podría haber prescindido de la pantalla por completo.

The display on the MPC Studio is really tiny

El display de la MPC Studio es realmente pequeño

Por supuesto, se han mantenido los 16 pads sensibles a la velocidad con iluminación RGB en los bordes. También ofrecen aftertouch, y están modelados según los pads del MPC X. Puedes utilizarlos no sólo para tocar ritmos, sino también melodías y acordes. Para un flujo de trabajo más rápido, hay botones de banco de pads en el lado izquierdo. De este modo, puedes cambiar rápidamente entre diferentes asignaciones de pads, controlando hasta ocho bancos. El cambio se realiza con un doble toque en el botón correspondiente.

Akai MPC Studio Pads

Los 16 pads cuentan con iluminación LED en su contorno

El lado derecho (más allá de los pads) está dedicado a la navegación por los menús y a las funciones de transporte del software asociado, que ofrece la gama funcional de un DAW. Akai ha mantenido los codificadores rotativos y de pulsación para la introducción de parámetros. Muy bien.

Por cierto, la MPC Studio no tiene interfaz de audio integrada. Akai asume que ya tienes una, o que te basta la toma de auriculares del portátil.

Rear panel AKAI MPC Studio

Panel trasero de la Akai MPC Studio

MPC2 Desktop Software

La MPC Studio sólo funciona en combinación con el software correspondiente, disponible tanto para Windows como para macOS. Ahora mismo va por la versión 2.10. Poco después de terminar esta review, apareció una nueva actualización. A mí no me funcionó este software MPC2 como plug-in en Ableton Live, pero quizá se haya solucionado en la nueva actualización. Lamentablemente, no pude probarla.

En cualquier caso, el software te proporciona la mayoría de las funciones de un DAW, e incluye algunos efectos e instrumentos virtuales. También hay disponibles plug-ins externos en formato VST y AU. Destacan las amplias posibilidades de arreglar, secuenciar y mezclar pistas.

MPC Studio te proporciona un paquete completo para crear pistas completas sin necesidad de hardware o software adicional – aparte del ordenador y una interfaz de audio, por supuesto. E incluso podrías prescindir de, en teoría, cuando estés de viaje. La salida de auriculares del ordenador podría ser suficiente. Una interfaz de audio te proporcionará múltiples entradas y salidas.

Curva de aprendizaje

La gran cantidad de funciones del software también hace que la MPC Studio sea muy compleja en comparación con las MPC «de toda la vida» debido a las posibilidades que ofrece. Eso requiere una cierta familiarización y una curva de aprendizaje. No puedo evitar comparar la MPC Studio con los modelos clásicos, que fueron diseñados para la simplicidad. Podías entender el concepto en poco tiempo y empezar a divertirte con él rápidamente. Aquí echo de menos ese aspecto, porque primero tienes que familiarizarte con el software y la interacción con el controlador. Esto me pareció un obstáculo. De hecho, tuve que hacer mucho ensayo y error, además de leer. En algunos momentos me pareció que el software no era especialmente intuitivo.

Dicho esto, el comienzo es muy sencillo. Descarga el software, instálalo, conecta el controlador con el cable USB incluido y todo estará listo. Luego, cuando inicias la aplicación, te encuentras con una interfaz algo confusa. Al principio, incluso cosas sencillas como encontrar una muestra a través del navegador integrado y cargarla en un pad resultaban algo molestas.

MPC Studio te ofrece diferentes vistas entre las que tienes que cambiar a menudo, así que puedes sentirte un poco perdido cuando empieces a usarla. Pero quizá, los recién llegados a la producción musical con ordenador podrían vivir todo esto como un reto. Seguramente, las numerosas opciones impiden que la interfaz gráfica sea más sencilla, pero sigo pensando que podría ser un poco más elegante en algunos puntos.

Posibilidades sin fin

A pesar de estas críticas, acabarás encontrando tu camino rápidamente y desarrollarás tu propia manera de trabajar. Y, como he dicho, las posibilidades son inmensas y recompensarán tus esfuerzos. Cada vez irás descubriendo más detalles que son realmente geniales y muy divertidos de utilizar.

Por ejemplo, puedes tocar los pads con diferentes escalas o utilizarlos directamente para disparar acordes. También puedes integrar fácilmente hardware externo a través de MIDI y controlarlo mediante MIDI CC. Cualquier pista de audio grabada a través de la interfaz se reproduce en sincronización con tu tema sin ningún problema. Los efectos pueden colocarse como cadenas en pads y pistas o integrarse mediante envíos y retornos.

Los efectos, filtros e instrumentos virtuales incluidos ofrecen una buena calidad de sonido y pueden ampliarse en cualquier momento con módulos VST y Audio Units. Tenemos funciones como 16 niveles, groove, swing o cuantización. Y en comparación con los modelos de la vieja escuela, muchas cosas son más sofisticadas. El arreglo, por ejemplo, se puede editar con mucho más detalle.

Podría seguir, pero no vamos a hacer una prueba exhaustiva de cada función. Basta con decir que trabajar con la MPC Studio te llevará a tus propias funciones favoritas.

Conclusión

La nuevo MPC Studio tiene un diseño agradable y compacto, una disposición ordenada y una fabricación sólida. La mayoría de la gente prescindirá de la pantalla incorporada, porque es demasiado pequeña para su uso práctico. El software que la acompaña ofrece una enorme gama de funciones que puede competir con la mayoría de los DAW. La combinación de hardware y software requiere cierta formación y un poco de paciencia. Pero una vez que estés preparado, podrás hacer mucho con este pequeño y potente paquete. Teniendo en cuenta el precio, obtienes una solución integral muy completa para la producción musical (móvil).

La Akai MPC Studio ya está disponible y cuesta 299 euros en los comercios, incluido nuestro socio afiliado Thomann.

Esta reseña ha sido escrita por Dirk B, colaborador habitual del equipo de gearnews.de.

Más sobre AKAI y la MPC Studio

Este post contiene enlaces y/o widgets de afiliados. Cuando compras un producto a través de nuestro socio afiliado, recibimos una pequeña comisión que apoya lo que hacemos. No te preocupes, tú pagas el mismo precio. ¡Gracias por tu apoyo!

ANUNCIO
ANUNCIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *