Tiempo de lectura aproximado: 3 Minutos

Una idea divertida que refresca entre tanta obsesión tipo X0X: DR-2 se presenta como una interesante caja de ritmos digital basada en DSP con secuenciador de 128 pasos.

DR-2

Modor dice que no están tratando de recrear el pasado, sino que se dirigen directo al futuro utilizando algoritmos de síntesis de sonido digital en lugar de circuitos analógicos. No es que no pueda sonar familiar, simplemente no es la intención.

La DR-2 tiene 6 canales en los que puedes cargar un sonido de batería predefinido o formular los tuyos propios a partir de cualquiera de los modelos disponibles. Todos los sonidos habituales están cubiertos, desde bajo hasta cajas, platillos, claps, toms y un buen cowbell. Hay 12 parámetros en juego que dan forma al tono, niveles, envolventes y ubicación estéreo. Y luego, cada modelo presenta algunas funciones individuales según el tipo de sonido que es. Por ende, cuenta con filtrado pasa banda en un modelo de bajo y mezcla de ruido en otro. Esto nos lleva a territorios interesantes como FM, armónicos, espectros, drive, clipping y todo tipo de cosas jugosas.

¿No estás seguro de lo que eso significa? Dale un vistazo a esta demostración y mira si te sirve de ayuda:

Secuenciación

El secuenciador ofrece los 16 botones estándar para los primeros 16 pasos, aunque Modor ha apretado pasos dentro de los pasos para brindarle una resolución de 32 pasos sobre los 16 iniciales al duplicar los LED. Esto resulta en 128 pasos desde una estructura de 4 x 32.

Cada instrumento tiene sus propios patrones de acento, flam, tuplet, break (silenciamiento) y reversa (ejecutar la envolvente al revés), aunque también puedes agregar acentos globalmente.

Tienes la opción de ejecutar dos versiones de cada sonido para agregar alguna variación a una pista conocida como versiones Alpha y Beta. Los charles cerrados y abiertos son un uso obvio que evita que necesites una pista separada, pero puedes usarla para agregarle un toque interesante a cualquier instrumento. La función de acento trabaja con la velocidad, pero también se puede vincular a otro parámetro para lograr más variación. Otra posibilidad es la función Random que dirige a un parámetro y produce un resultado diferente con cada inicio de nota.

Máquina de ritmos

Tiene una salida individual para cada canal en la parte posterior y un montón de potenciómetros para una programación práctica al vuelo. Hay faders para controlar los niveles y una perilla para cada uno que se puede asignar a cualquier parámetro. Se ve bien, instantánea, divertida de explorar y con suficiente potencia para generar algunos sonidos y ritmos realmente interesantes. También es un poco grande y sólida, albergando un motor de síntesis realmente diverso.

La DR-2 debería estar disponible en cualquier momento por £1,849.99.

Más información

Vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *